Herbalife a way of life

¿Que es Herbalife?
Herbalife, como funciona
Herbalife, lo que usted no esperaba
Conclusiones

¿Qué es Herbalife? : Herbalife es una marca norteamericana de productos naturistas que se expande por todo el mundo a través de una red de ventas directas, es decir, de persona a persona. Cuando uno entra en contacto con alguno de sus vendedores, uno se ve ofrecer los productos de la marca y también la oportunidad de participar del negocio volviendose un representante de la firma.

Está realmente por todos lados, y no es raro toparse con un frasco con el logo de la hoja verde en casa de algun amigo. Sin embargo, en este mundo de relaciones personales, es algo difícil obtener información más exacta que aquella que es entregada por la misma firma, y Herbalife aparte proclamar lo espectacularmente positivo que es, y lo increíblemente ventajoso que sería para uno integrarse a su juego, no dice nada de lo que pretende llegar a significar para uno: Una familia, una iglesia, una causa, una razón de vivir, una visión de mundo.

Tuve la oportunidad de trabajar unos meses (pasando algunos datos a un computador) para una persona que ya estaba profundamente involucrada en el sistema, y la mayoría de la información que entrego acá surge de lo que pude ver de la vida real de una persona en Herbalife. Compartíamos más o menos el mismo circulo de relaciones, por lo que no solo tuve la ocación de ver como era Herbalife en la oficina, pero también fuera de ella, con los amigos, su familia. Hasta haber empezado a escribir esto nunca había realmente sopesado lo que significa trabajar con Herbalife (aunque lo vislumbraba vagamente) pero no lo tomaba muy en serio porque cuando uno conoce las cosas en el plano de la vida común y corriente, las actitudes esenciales de la gente quedan diluídas en el mundo de los detalles normales de la cotidiandad, mundo del cual es imposible hacerse una imágen con cierta perspectiva. Es sólo cuando se vuelve a pensar en las cosas ya vividas, que se pueden relacionar datos apartados por el mar de detailles de la vida de todos los días, y darse cuenta que el plan que dibujan es bastante claro (y feo en este caso).

Herbalife en apariencia no es ni la mitad de lo que es realmente. Parece algo bastante inofensivo, a lo más sospechoso, del tipo de sospecha que se tiene cuando un desconocido sonriente le propone en la calle un buen método para bajar de peso, y le entrega su tarjeta. Pero en su naturaleza tiene algo bien perverso que puede mantenerse oculto bastante fácilmente. Y es que está hecho para copar la vida de un individuo, en el plano económico, en su tiempo, en sus relaciones sociales. Esta realmente hecho para ser una forma de ser, una forma de vivir. La expresión inglesa “a way of life” lo expresa bastante bien, porque se puede traducir por “una forma de vida” o “un camino de vida”.  Resulta interesante que las palabras “camino” y “vida” también están juntas en otro lugar… no es nada menos que el evangelio de Juan (3 :16). “Yo soy la verdad, el camino y la vida” dice Jesucristo. ¿ No será una exageración comparar Herbalife con el Evangelio y Mark Hughes (el fndador de Herbalife) con Jesucristo? No, no es exageración.  Nada se puede comparar al Evangelio y a Jesucristo, pero Herbalife, como tantas otras cosas están concebido para calzar lo mejor posible en el vacío que Dios dejó en nosotros, para que podamos recibirlo a Él. Bueno, como estas son palabras quizás demasiado llenas de fe para muchos lectores, permitanme traer a colación a un gran ateo, Jean Francois Lyotard. Este filósofo francés escribió entre otras cosas un pequeño libro cuyo titulo es La Condición Postmoderna  donde define la condición de la cultura occidental en la actualidad. Esta es una de falta de grandes relatos que den sentido a la existencia. Este vacío, es por cierto rellenado con una multitud de soluciones, desde el escape en etretenciones de todo tipo (incluyendo el trabajo y cualquier actividad) movimientos de espiritualidad más o menos barata, en fin… Sobre todo, driía yo, en un evitar de hablar mucho de temas filosóficos como si fueran algo importante. Herbalife es un exelente ejemplo de como se puede inventar cosas para tratar de rellenar el vacío, ese.


Herbalife, como funciona : 1) Como ya dije, se trata de vender los productos naturistas de la marca Herbalife, uno compra un kit del vendedor, con una serie de productos y se las arregla para venderlos. De la venta uno obtiene un porcentaje y todo ocurre como en el negocio más normal del mundo.

El juego también puede empezar consumiendo productos Herbalife… algún vendedor bien intencionado me propone alguno de los muchos productos Herbalife, que no son ni tan malos ni tan caros  y uno se entusiasma. Otra transacción, a todas luces sumamente normal.

Hay pues dos puertas de entradas en Herbalife: el deseo de platita y el deseo de salud, deseo por cierto compartido por todos, supongo. Se me ocurre que incluso es compartido por los fumadores que sin embargo gastan su plata y su salud. Pero ese es otro cuento. Lo único original, es que el negocio de Herbalife se hace en general al nivel de persona a persona. No se va a una tienda sino que se conoce a alguien.

2) Cuando uno ya es vendedor, recibe productos más baratos.

Así una persona que entró por la puerta del consumo, verá muchas ventajas en volverse vendedor porque así puede consumir más fácilmente productos Herbalife. 

La persona que entro por la puerta de la ganancia, en general termina probando sus productos (si no lo ha hecho antes) que tienen, por cierto, todo para seducir. Son buenos para la salud, y además siendo ahora representante de la firma, están mucho más accesibles económicamente. Lo más lógico, es consumir si no se consumía antes, o consumir más, si ya se apreciaban los productos.

Además para poder proponer un producto, hay que saber de que se trata. Entonces antes de poder vender el producto, hay que saberse la propaganda de memoria, por lo que la aceptación del producto por el que lo vende es muy natural. El comercial está hecho para convencer, Si todo lo que uno llega a saber del producto es el comercial, y más encima uno se lo sabe muy bien, es normal que se termine apreciando el producto.  

Cuando uno se vuelve vendedor, lo natural es volverse consumidor y viceversa, por lo que la situación de dependencia respecto de la vaca lechera Herbalife ya es doble. 

3) en esta etapa hay dos alternativas

Por alguna razón uno no se entusiasma tanto con el juego, por ejemplo porque uno no obtiene los resultados a la velocidad o facilidad que se esperaba, o porque encuentra un trabajo mejor, o cualquier distracción, y no pasa de eso (En el mejor de los casos). 

Pero lo que suele suceder es que la necesidad de dinero, o el deseo de cuidar su linea es suficiente para producir una perseverancia más o menos significativa que hunde a la persona en el juego mucho más de lo que piensa. Con el tiempo, uno se vuelve un consumidor habitual de productos Herbalife, empieza a ver buenos efectos sobre su salud, y uno se vuelve un mejor vendedor porque se está mas convencido por ser Herbalife mucho más parte de la propia experiencia. También porque con la práctica se adquiere más habilidad para convencer gente.  

4) la persona que sigue en Herbalife por un tiempo y obtiene algunos resultados, ha creado hábitos de dependencia respecto de Herbalife (en cuanto a su salud y su bolsillo) que además implican hábitos de evaevangelización, es decir, hábitos de volver otros dependientes de la misma vaca lechera. Porque, de eso se trata: la vaquita da su leche (productos y ganancias), en la medida en que se es capaz de vendersela a otros.

5) Ahí surge una nueva opción, muy atractiva por cierto: si uno logra hacer que una o varias personas se entusiasmen tanto como uno volviéndose vendedores, uno sube un escalón en la jerarquía Herbalife (que tiene otro nombre que no recuerdo, algo bonito, como “manager” o “super-vendedor”). Esta ascenso significa que uno tiene más productos a disposición (es más fácil todavía consumir) y además gana más dinero por recibir un porcentaje de lo que compran los vendedores de más abajo. Si ellos logran formar otra generación de vendedores, uno sigue subiendo y más dinero va ganando.

6) Que los dicípulos que uno haya formado sean productivos o no, uno de todas formas sigue con el mismo juego, tratando de vender y hacer vendedores, y como cuando se ha ascendido ya se tiene más dinero a disposición y en general se ha dado la vuelta al circulo de relaciones que podían ser adeptos potenciales. Se perfila la nececidad de ampliar el negocio, haciendo propaganda más allá de ese circulo de relaciones personales, se hacen sitios web, se ponen afiches, anuncios en los diarios, se tocan timbres, se ponen stikers por todos lados.

Ese es a grandes rasgos el mecanismo de la vaquita lechera Herbalife. Nada deshonesto, al parecer.

Herbalife, lo que usted no esperaba

Herbalife, como cualquier empresa que quiere vender su producto, se da los medios de hacerlo.  Evidentemente tienen los medios de elaborar propagandas tan científicamente como elaboran sus productos, y cuando uno ve la amplitud mundial de la empresa, el tamaño de su edificio, y se hunde un poco en el ambiente que crea en sus sitios web, en sus folletos y en las oficinas de los vendedores más avezados, uno se da cuenta que todo eso es muy bonito y muy seductor. Herbalife es un mundo de rostros sonrientes, gente saludable, y exitosa (entiéndase: con plata).

Pero es más, el pueblo de Herbalife se siente con una misióni, no solamente se toma en serio lo que hace, sino que además cree que es algo bueno. Esta misión, como la describen con modestia, es mejorar la vida de la gente entregándole medios económicos y una buena salud. ¿Alguien tiene una objeción? …Sería raro, porque en realidad parece algo excelente: uno no solo se está haciendo un bien a uno mismo pero además está haciendo partícipes de ese bien a los que nos rodean. Nuestra familia recibe una mejor situación por el dinero ganado, una mejor salud por el nueva dieta también, y aquellos que compran el producto pueden ser parte también de las bendiciones de Herbalife, aunque sea porque comen y se ven mejor (porque el que gana dinero es uno, claro).

Con una causa tan noble de “volver el mundo más saludable” no podía faltar un mesías. Mark Hughes es bueno, como Jesucristo, se apiadó de la humanidad como Jesucristo, Mark Hughes dio su vida por ella, como Jesucristo. Por favor, léalo usted mismo tal cual lo presenta el sitio Herbalife chileno ii :


Herbalife surgió de una tragedia personal en la vida de Mark Hughes. Cuando Mark tenía dieciocho años de edad, su madre murió de una sobredosis de pastillas dietéticas recetadas.A partir de ese día, Mark ha dedicado su vida a ayudar a las personas a controlar su peso y a mejorar su salud sin riesgos y en forma eficaz. ¡En febrero de 1980 Mark Hughes fundó Herbalife International! Durante el primer mes, se registraron ventas por US$23.000. Posteriormente, gracias a la perseverancia de Mark Hughes, durante el primer año, ¡las ventas escalaron vertiginosamente a la cifra de US$2 MILLONES! Hoy en día, Herbalife es una compañía multinacional de productos nutritivos cuyas ventas ascienden casi a ¡US$ MIL MILLONES anuales! Mark se ha propuesto llevar el nivel de ventas de Herbalife a los US$5 MIL MILLONES anuales dentro de los próximos años, y con el sobresaliente historial de logros de Mark, ¡es una meta claramente realizable! Herbalife está convirtiéndose en vínculo universal proporcionando buena nutrición a todas las personas del mundo. El sueño de Mark es poner los productos Herbalife a la disposición de todos los habitantes del planeta y proporcionarles la oportunidad que no tuvo su propia madre


Nótense los puntos de exclamación, que denotan el entusiasmo evangélico, el entusiasmo con que se entrega una buena noticia, como la de la fundación de Herbalife, y de su crecimiento en millones de dólares. Nótese la piedad filial de Mark, casi tan bueno como Jesucristo diciéndole a Juan desde la cruz que cuidara de su madre. Nótese el camino abierto por Mark: el éxito económico es posible, como lo demuestran los logros del mesías, de la misma forma que la resurrección de Cristo nos muestra que hay un camino abierto hacia la vida eterna. Nótese la similitud entre Herbalife como un vínculo universal, y la Iglesia de Cristo que es universal.

La palabra Misión es singularmente bien elegida para denominar la actividad de un miembro de Herbalife, pues la palabrita puede evocar dos cosas que se adecuan bastante bien al sistema. La primera es la misión de un soldado, que debe hacer todo lo necesario para llevarla a cabo. Hay una sentido de fidelidad, de identificación completa entre el soldado y su misión. La segunda acepción quizás más exacta todavía es la de un misionero que expande una fe. No es un funcionario que cumple con un horario, es un creyente que entrega la vida entera para su causa, la cual sirve haciéndola progresar en su propia vida (consagrándose siempre mejor a su servicio) y en la vida de los demás (añadiendo adeptos a la misma causa).

Curiosamente, es en este concepto de Misión, tan honestamente dicho, y tan justamente invocado, que se encuentra la trampa. Uno ve la palabra “misión” en el sitio web, y es como un rostro sonriente más, como una decoración entre tantas otras puestas ahí solo para volver más atractivo el producto. Uno supone que va simplemente a obtener dinero y buena salud, y puede incluso no estar errado, pero lo que uno no se imagina, es que para eso va a tener que dar su vida, para eso va a tener que volverse un misionero.

¿Como puede ocurrir eso? Es bien simple, Herbalife es lo suficientemente profundo para saturar la capacidad de un individuo. No demanda nada menos que la totalidad de la vida del individuo. Claro, no se entrega toda la vida de un viaje… cada paso que se da esta muy cerca del anterior, y el sistema esta concebido para que uno avance con gusto y por voluntad propia. Sucede lo siguiente: uno inicia el juego de comprar y vender porque tiene conciencia de necesitar satisfacer dos necesidades (dinero y salud). Sin embargo estas necesidades siempre se pueden satisfacer mejor. En cuanto a la salud uno nunca es lo suficientemente cuidadoso. Si uno toma solo un té dietético, aun puede alimentarse de los milk-shake de proteínas, y las barritas vitaminadas, utilizar las cremas, y los millones de excelentes productos Herbalife. Si usted quería hacer algo por su salud, Herbalife le va a mostrar que puede hacer mucho más por ella. No es tan complicado, es cosa de pensar que, no importa cuan saludable sea una persona que cuida su linea, basta con que coma una vez un helado de chocolate para que tenga una conciencia pecaminosa que suplica a gritos ser tranquilizada por una penitencia de comida dietética. Pero por encima de este reflejo natural de culpabilidad, Herbalife hará todo lo necesario para demostrarle científicamente que su sobre peso es mucho peor de lo que imaginaba, y que sus hábitos alimenticios son horriblemente más deficientes de lo que pensaba. Si usted es uno de esos que ya cuida su salud en sus más mínimos detalles, no piense que está a salvo: no podrá rehusarse frente a las ventajas de proveerse únicamente en Herbalife. Podría, pero encontrará que no vale la pena. Cuando todos los productos que uno consume son dietéticos, al final del mes es evidente que sale más a cuenta proveerse en una sola marca que le hace un precio de cliente.

En cuanto a lo económico, nadie que tenga una oportunidad de aumentar sus ingresos de una manera honesta y fácil va a dejarla pasar. Hay mucha gente que realmente hace lo posible por mantenerse a flote económicamente y necesita trabajo. Pero luego, cuando la situación ya no es tan grave, siempre quedan buenas razones (verdaderas o ficticias) para necesitar más dinero. Un electrodoméstico que falta, o una televisión, o un dvd o un computador, o un auto, o ropa o lo que sea… Si ya se tiene todo lo que se puede desear (que es mucho más común de lo que piensan el común de los alegones), siempre van a estar las mismas cosas más nuevas o mejores. Ahora si resulta que el que esta pensando en como ganarse unos pesos más es un filántropo auténtico, de los que hay poquísimos (no hay que confundirlos con los muchos hipócritas que dicen comprarle un computador al hijo sabiendo que son ellos mismos quien lo van a usar, o los que dicen sacrificarse por pagar la educación de los niños o la clase de pintura de la señora cuando lo único que les interesa es que los dejen tranquilos) bueno si hay alguna verdadera Madre Teresa que se pregunta como va a poder hacer más bien al mundo, va a caer en la cuenta que no importa cuanto bien haga al rededor de ella, no importa cuanto dinero pueda regalar, no importa cuantos orfelinatos y escuelas pueda crear (y ciertamente es algo tremendamente necesario y loable) siempre, va a quedar alguna situación que se pueda mejorar. Es un caso extremo que no se plantea, en la realidad… en el negocio de Herbalife en general no son los Padre Hurtado o las Madre Teresa que se entusiasman, y me atrevo a decir que si tuvieran que considerar esta posibilidad convendrían conmigo que es una falacia (ya veremos después porque). A lo que voy es que, el deseo natural de cuidar su financias y su salud, siempre puede permanecer y ser cultivado, sea cual sea la situación económica y física de la persona.  

Herbalife se preocupa no solamente de darle a uno trabajo, volverlo millonario y saludable, pero además entrega todo lo necesario para edificar su fe en Herbalife Ya dijimos que Herbalife no es solo un negocio, es algo bueno para la humanidad, y si uno lo cree solo un poco, ellos se van a encargar en hacérselo creer como palabra de evangelio. Va a estar confrontado constantemente a los testimonios de muchos bellos y exitosos miembros de la comunidad, van a recibir constantemente el apoyo de su sponsor (el vendedor que los convenció en meterse en el asunto) el cual va a hacer lo imposible para que usted crea y siga creyendo en Herbalife. Lo que tampoco es raro, pues no hay que olvidar que su propia fe depende en parte de la fidelidad de usted: Herbalife lo bendice a él si usted le hace caso. Los folletos que explican porque su cliente debería hacer un régimen de sopitas Herbalife lo van a convencer a usted también, primero porque ellos le van a enseñar cosas sobre sus salud que usted no sabía, y segundo porque si usted no necesita las sopas, seguramente va a necesitar otra cosa, porque hay productos y dietas a la medida de cada cual. Si usted es gordo: haga esta dieta con productos Herbalife para bajar de peso. Si usted es flaco, usted necesita hacer esta otra dieta para fortalecer sus ligamentos y conservar su linea. Si su piel o su cabello no se ven como los de Claudia Shieffer (o Brad Pitt), tendrá un tratamiento de cremitas de mañana, tarde y noche. Sea cual sea su estado, usted NESECITA Herbalife. Usted se va a empeñar a convencer los otros, y no se va a dar cuenta de lo bien que se está convenciendo usted mismo.

Herbalife le entregará lo necesario para compartir su fe con los demás también, cosa muy importante, porque no hay que olvidar que usted podrá hacer más y mejores dietas en la medida en que puede venderle productos a una mayor cantidad de personas.  Va a recibir documentación, desde el manual del vendedor, hasta el manual del super-gerente que se ha vuelto, más toda la montaña de folletos explicativos para cada dieta y cada producto que pueda existir. Va a saber que hay conferencias para los que son parte de la elite de super-vendedores, en donde van a ser iniciados a los nuevos productos, van a descubrir un mundo de cursos de perfeccionamiento y todo una serie de seminarios-vacaciones (con precios muy ventajosos) para asegurarse que apenas tenga suficiente dinero para darse una semana, pueda profundizar su dependencia con Herbalife, teniendo la impresión de que está pasando las mejores y más productivas vacaciones que nunca ha tenido. Además de la documentación, van a recibir todos los implementos útiles para rellenar el más mínimo detalle de su vida con Herbalife. stikers para el auto, folletos para distribuir apenas una ocasión se presente, que sea en el banco, en el supermercado o en casa de una amiga. También la típica polera “si encuentra que soy delgado pregúnteme porqué” para que, en cada momento de su vida, cada contacto que tenga, todo se haga a la luz del evangelio de Herbalife. Herbalife no pide horarios, lo pide todo. Su familia, sus amigos, su tiempo, su energía.  

Cuando llega el momento en que el tiempo y la energía invertida ya ha sido copada por la agenda de Herbalife, cuando el parabrisas del auto ya no puede contener más stikers, cuando su familia sus amigos y todo adepto potencial a su alcance a sido tocado (en la medida de lo posible) por el mensaje de redención ahí recién la persona cesa su ascensión hacia la cúspide de la gran pirámide. Lo que obtiene de la gran vaca lechera ya es suficiente, no porque uno descarte la idea de cuidarse mejor y ganar más dinero, pero porque uno ya no dispone de nada más por entregarle a Herbalife. La persona no va a estar descontenta, porque cada inversión fue un pequeño paso después de otro, dado siempre estando consciente no de la vida que estaba perdiendo (tiempo, energía, concentración) pero de lo que estaba ganando en Herbalife. En el momento en que ya no se puede seguir ampliando el negocio como se podía hacer anteriormente, de todas maneras la persona ya va a vivir de Herbalife, hablar de Herbalife, trabajar con Herbalife, comer con Herbalife, dormir con Herbalife y despertarse con el mismo logo de la hojita verde.  

En el catálogo de gente exitosa que testifica de las maravillas de Herbalife (que usted no dejará de recibir si usted es un interesado), se va a encontrar con una serie de ejemplos de gente que parecen tener otra cosa en la vida que Herbalife. Tal es un deportista, tal otro tiene una familia feliz. Tal tiene su negocio, tal tiene la figura de sus sueños. Pero eso es la mínima parte de su vida. Lo que ellos tienen en realidad, es una vida saturada de Herbalife, y en medio de esa marea verde que inunda todo los recovecos de su existencia, flota el auto, la familia, o el hobby deseado.

Herbalife antes de traerle dinero y salud, el auto y la esposa delgada, va a entregarle un sentido a su existencia. Herbalife no es un trabajo sin horarios que se puede hacer desde la casa, Herbalife es un evangelio, cuyo principio es: “Buscad primero el reino de Herbalife, y todo el resto os será dado por encima”.

Conclusiones : Hay gente que tiene un sentido bien definido en su existencia, es decir, hay gente cuya vida va en una dirección bien clara. Comunistas, feministas, homosexuales (me refiero a los que son militantes en estas áreas), ecologistas, terroristas, santos también, como el Padre Hurtado o Madre Teresa. Todos ellos tienen una causa que le da el tono a toda su vida, todos ellos tienen una visión de mundo que determina cada una de sus acciones y relaciones. Para este tipo de personajes (con la salvedad del ecologista, quizás) Herbalife, no solo sería objeto de su desprecio, pero probablemente también de su odio, simplemente  porque Herbalife dice que lo que más importa en la vida, es su bolsillo y su consumo de productos Herbalife. Todo el resto está muy bien si se subordina a esos dos valores. Si ubiera un San Augustín convertido por Mark Hughes, diría  “Ama a Herbalife, y has lo que quieras”. Para una gran cantidad de gente, que no se siente con ninguna misión particular, Herbalife llena perfectamente el vacío. Pueden permitirse soñar con todo el mundo material que pueden desear (dinero, y un cuerpo para disfrutarlo) pensando además que le están haciéndo un servicio a la humanidad. Mientras crecen en el estilo de vida Herbalife, van arraigándose tranquilamente, paso a paso y a su ritmo en esta visión de mundo, hasta que la integran profundamente en su espíritu y en su vida exterior, de tal forma que después es muy difícil pasar a otra cosa. Lo que me parece profundamente deshonesto del asunto, es que Herbalife al fin y al cabo vende una filosofía, una doctrina, y que la gente no se da ni cuenta porque juran que en la vida suya no hay espacio para grandes teorías. Están convensidos que no viven de ideas y no se interrogan sobre como llegan a pensar lo que piensan ni mucho menos si vale la pena.  Siendo yo un cristiano que cree que Dios existe, que El se revela, que tiene un propósito bien definido para cada ser humano y una solución de verdad para el planeta –el auténtico Evangelio– los polvitos de Herbalife en realidad no me molestan, incluso creo que efectivamente pueden ser buenos para la salud. Pero Herbalife como un todo, como una visión de mundo, Herbalife como un sistema hecho para tragarse a todo el que pueda en su interior para luego no dejarlos salir, es una falacia y Mark Hughes no es un mesías, es un farsante, falso como su peinado de peluquería y su rostro estirado.


-------------------------------------------------------------------------------------------


i En el sitio web de Herbalife” (www.herbalife.com) , hay un link “misión” en donde describen la naturaleza de su cruzada.